Sex-Tipps ist kein gültiger Newsletter-Wert
gif

Mis primeras experiencias en el live

Euforia, exhibicionismo y experimento
10 de julio de 2020

Durante meses no pude exhibirme en clubes ni ningún hombre me ha echado una mirada. Además, la falta de contacto desembocó en una gran abstinencia sexual. Pero, de repente, me llegó un mensaje de JOYclub: ¡Ahora se puede emitir en directo! Sin dudarlo, me lancé de cabeza a experimentar con el live. Este es un relato de cinco días de directos en los que navegué entre la euforia, el exhibicionismo, el experimento y la desilusión.

Por Aki_Taiyo

Síntomas de abstinencia

Cuando llegué a casa, me puse inmediatamente a buscar mi cámara web HD para conectarla a mi ordenador. Al verme tan atareada, mi amiga me preguntó el porqué de tanta agitación. Le contesté que ya no podías más y que tenía la necesidad de captar miradas masculinas, esperando que los demás miembros supieran también lo de la retransmisión en directo. Entonces sólo fue una cuestión de segundos.


 
Mis primeras experiencias en el live

Todos los Miembros Premium autentificados encontrarán la nueva pestaña de "Fotos y vídeos en directo" en el menú principal de JOYclub. Clica en ella y se abrirá una nueva ventana y luego selecciona la pestaña "Vídeos en vivo".

 

Mi primera experiencia en directo

Un vistazo al espejo, un clic en el ordenador y la exhibición en directo empezó. Sonreí. Ya estaba lista para empezar.

Pero… ¡Silencio total!

Al principio no sucedió nada, no había miembros en línea. Pasaron unos diez segundos que se me hicieron eternos.

Finalmente llegó el primer contacto virtual y, seguidamente, un aluvión de mensajes inundó mi chat. ¡Guau! Era como pasearse por un club con tacones y vestido sexy rodeada de hombres excitados. Sólo yo tenía el poder de darles lo que deseaban… o no.

Para esta primera exhibición en directo decidí ser un pelín traviesa. Enseñé mi trasero a la cámara, me quité lentamente las bragas y, justo antes de enseñar mi coño, me giré ligeramente hacia un lado. Me encantó.

¿Soy mala por querer disfrutar tanto haciéndome de rogar con los chicos?

Live en dúo

Al principio, mi querida compañera de piso, Sex_on_Sox, miró todo el espectáculo con cierto escepticismo. Para ella es importante permanecer en el anonimato, así que se quedó al margen de mi exhibición en directo durante… unos cinco minutos. Luego me lanzó algunos comentarios desde detrás de la cámara. Sus ojos se hacían cada vez más grandes al leer todos los mensajes del chat y las reacciones de la audiencia. Finalmente no pudo resistirse y se sentó a mi lado, frente a la cámara.

Más de mil personas nos han visto desnudas o casi desnudas. Nos reímos como dos adolescentes.

Los mensajes del chat, preguntando quiénes éramos y si podíamos enseñar más, se estaban acumulando en el chat. Así que las dos nos quedamos rápidamente en braguitas y acurrucadas en la cama. Posicionamos la cámara de manera que la cabeza de mi amiga permaneciese oculta, pero no nuestros pechos ni piernas. Así que jugamos, nos abrazamos y dijimos tonterías, hasta que en un cierto momento nos entró un hambre de mil demonios. ¡Nos habíamos olvidado completamente de almorzar!

Los estiramientos son muy importantes en las exhibiciones en directo para prevenir los malos pensamientos.
Los estiramientos son muy importantes en las exhibiciones en directo para prevenir los malos pensamientos.
 

El directo: La adicción empieza

Mientras estábamos buscando algo para comer, tuvimos un único tema de conversación entre nosotras. Ella estaba aún más emocionada que yo, era como si estuviéramos hechizadas. Más de mil personas nos habían visto desnudas o casi desnudas. Nos reímos como dos adolescentes mientras caminábamos por la ciudad. Era evidente que nos habíamos estado perdiendo algo todo este tiempo.

Al poco rato, ya no recordábamos realmente qué habíamos hecho frente a la cámara. Un amigo se nos acercó y nos hizo la siguiente evaluación: "Sorprendentemente bajo de contenido y al mismo tiempo cautivadoramente entretenido". Aparentemente ambas tenemos talentos ocultos que el live nos hizo descubrir.

Expectativas repentinas: el segundo directo

Por la noche no pude evitarlo: seguí aún excitada y con las ganas de captar más miradas de hombres. ¡Me encantó! Incluso algunos miembros me esperaban con impaciencia en el directo. Pero empecé a notar los primeros aspectos desagradables: recibí comentarios como "¿Haces algo más o sólo te exhibes?", "¡Muestra tu coño!", "¡Aburrrrrrido!"…

¡No soy una chica Cam! ¡Hago en el live lo que a mi me apetece hacer!

Algunos esperaban que enseñara más y que me divirtiera con ellos. En los ClubMails, que ojeaba durante el directo, el nivel de peticiones no paraba de aumentar. Nada de coquetear, engatusar o impresionar. No, nada de esto. Tenía la sensación de que los chicos me veían como una proveedora de servicios.

Al principio lo ignoré. Pero, en un cierto momento, tenía la necesidad de explicarles que simplemente no tenía ganas de hacer lo que ellos querían. No soy una chica Cam, deberían aceptarlo. Tengo mi cuenta Premium y hago lo que me apetece.

El Acuario de sanguijuelas de Aki_Taiyos: ¿Sigue siendo erotismo o arte subversivo?
El Acuario de sanguijuelas de Aki_Taiyos: ¿Sigue siendo erotismo o arte subversivo?
 

Directo con sanguijuelas

En mis siguientes lives combiné varias disciplinas: tecnología, experimentación, hablar sucio y exhibición. Podría llamarse arte subversivo.

Mi compañera se desanimó un poco tras los dos primeros lives, así que ahora se mantiene al margen. Demasiadas emociones. Tras tres días de intensa excitación en los que me exhibí dos o tres veces al día, mi tasa hormonal bajó y un extraño agotamiento afloró en mí.

Ahora, he cambiado mi enfoque: Disfruto de la compañía de la comunidad JOY por encima de la exhibición en directo. A veces enfoco la cámara hacia mi acuario de sanguijuelas y dejo que suene una música chillout como banda sonora y escenario de una relajada charla en directo con grandes miembros de la comunidad.

 

Más primeras veces


¿Ya conoces el JOYclub?

¡Ingresa en nuestras exclusiva comunidad y disfruta de tu deseo!

En el JOYclub te espera una comunidad vital, de gran tamaño y consejos fascinantes que cambiarán completamente tu vida sexual. NO importa si eres hombre, mujer, trans, soltero o una pareja - ¡vive tu fantasía con el JOYclub! ¡Te estamos esperando!

Entra gratuitamente en el JOYclub