gif
©

Cómo hacer un buen beso negro

10 consejos para un beso negro perfecto
29 de agosto de 2019

El beso negro, también conocido como anilingus o, en inglés, rimjob, hace referencia a la estimulación y la penetración del ano con la lengua. Os enseñamos paso a paso cómo podéis llevar a cabo el sexo anal oral con delicadeza.

 
 

Así podéis prepararos para el beso negro

El beso negro se puede disfrutar sin problemas como plato principal, pero también es apropiado para la preparación del facesitting, de un masaje de próstata, del sexo anal o del pegging. Antes de que empecéis con el beso negro, hay algunas cosas que debéis tener en cuenta. Aquí os explicamos los pasos previos fundamentales para este placer tan especial:

☆ Paso 1: lavad a fondo vuestras «trastiendas»

En primer lugar: hay que pasar por el baño. No limpiéis solamente el ano a fondo, sino también toda la hendidura entre las nalgas. Como ya estáis en la ducha de todos modos: lavad también vuestro ano un poco por dentro con un dedo. Basta con introducirlo hasta el primer nudillo. Obviamente, es conveniente que hayáis vaciado el intestino antes de ducharos.

No es de extrañar: una limpieza a fondo del área objetivo aumenta la diversión de este «trabajo» tan especial para todos los involucrados.
No es de extrañar: una limpieza a fondo del área objetivo aumenta la diversión de este «trabajo» tan especial para todos los involucrados.
©
 

☆ Paso 2: afeitad la zona

Esto es conveniente sobre todo para hombres con mucho vello. Si la piel está afeitada, la sensibilidad aumenta, lo que facilita las cosas a la mujer mientras practica un beso negro.

☆ Paso 3: tened a mano una barrera de látex

Estas láminas finísimas, conocidas como dental dams en inglés, suelen estar fabricadas en látex. Si se colocan sobre el ano, protegen ante infecciones, parásitos intestinales, bacterias, virus y enfermedades. Además, os ayudarán a superar vuestro miedo ante el primer beso negro. Si no hay más remedio, también podéis usar un condón sin lubricar.

Beso negro: así podéis empezar

¿Estáis limpios, arreglados y calientes? La ducha es un lugar estupendo en el que llevar a cabo los primeros intentos de anilingus. Si preferís un entorno seco, podéis continuar de la siguiente forma:

☆ Paso 4: ¡el anilingus puede ser aún más emocionante si usáis diferentes posturas!

Hay una amplia gama de posturas adecuadas para el beso negro. Lo importante es que el culo sea el protagonista y los dos estéis suficientemente cómodos para disfrutarlo. Intentadlo, por ejemplo, con estas posturas:

  • El perrito
  • Inclinado sobre un sofá
  • Con la cara hacia la pared, las nalgas estiradas, las piernas bien separadas

Probad también la postura del misionero: la persona receptora tumbada sobre la espalda con un cojín bajo el coxis y las piernas en el aire. Así, se puede acceder fácilmente a su ano. Al abrir o estirar más las piernas podéis regular la accesibilidad.

☆ Paso 5: no vayáis directos al grano

Acariciad y masajead, besad y mordisquead suavemente las nalgas y/o la cara interna de los muslos. Si vuestra pareja os está dando la espalda, dedicaos a los pelillos de la rabadilla y, desde allí, lamed la hendidura entre las nalgas hacia abajo.

Avanzad poco a poco y con cuidado durante vuestro primer beso negro juntos.
Avanzad poco a poco y con cuidado durante vuestro primer beso negro juntos.
©
 

☆ Paso 6: usad vuestro aliento caliente

Gracias a las numerosas terminaciones alrededor del ano, hasta los más pequeños estímulos se perciben intensamente durante un anilingus. De esta forma, un ligero aliento o respiración serán suficientes.

☆ Paso 7: usad vuestros labios hábilmente

Besad el perineo, pellizcad suavemente con los labios en la parte interior de los muslos, colocad los labios sobre el ano y chupad con delicadeza.

Beso negro: el turno de la lengua

¿Ya habéis explorado y calentado suficientemente vuestros cuerpos y el área objetivo? Entonces, es el turno del arma milagrosa llamada «lengua».

☆ Paso 8: ¡dejad que vuestra lengua baile!

Colocad la lengua plana sobre el ano y variad la presión. Dirigíos hacia el perineo o hacia el coxis. Afilad y tensad la lengua y rodead el ano o dibujad rayos dirigidos hacia fuera.

Durante los preliminares y el acto, también se pueden satisfacer con la lengua otras regiones corporales.
Durante los preliminares y el acto, también se pueden satisfacer con la lengua otras regiones corporales.
©
 

¿A vuestra pareja le gusta lo que hacéis? Entonces, con calma, armaos de valentía y penetrad los esfínteres externo e interno con la punta de la lengua. Así, para acabar, podéis penetrar por completo el ano con la lengua. Si la mujer tiene una mano libre, puede estimular con ella el perineo o el pene de su pareja durante el anilingus.

☆ Paso 9: añadid alimentos a vuestro beso negro

La nata montada, la miel o incluso la Nocilla son estupendas para el anilingus. No obstante, tened cuidado de no usar alimentos ácidos o picantes … a no ser que se trate de un beso negro como forma de venganza.

☆ Paso 10: incorporad juguetes

Si es necesario, podéis ayudaros de un juguete sexual —por ejemplo, plugs anales, consoladores, etc.— o repartiros el servicio de anilingus, ya que los juegos con la lengua pueden ser bastante agotadores. La mayoría de vosotros ya lo sabrá si estáis acostumbrados a realizar cunnilingus y felaciones. En el caso de las mujeres, se puede incluir la vagina en los juegos. Pero tened en cuenta: nunca se debe introducir nada en la vagina que acabe de salir del ano. Ningún dedo, ninguna lengua, ¡ningún juguete! Tampoco ningún pene.

 

Después de acabar, no es una mala idea enjuagarse la boca, idealmente con un colutorio bucal antibacteriano. Antes de proseguir con juegos sexuales vaginales después del anilingus, daos una ducha.

Para todos los que aún tienen dudas: tened en cuenta que el beso negro simplemente es una lengua que se entiende en todo el mundo.

 
 
 




¿Ya conoces el JOYclub? ¡Ingresa en nuestras exclusiva comunidad y disfruta de tu deseo!

En el JOYclub te espera una comunidad vital, de gran tamaño y consejos fascinantes que cambiarán completamente tu vida sexual. NO importa si eres hombre, mujer, trans, soltero o una pareja - ¡vive tu fantasía con el JOYclub! ¡Te estamos esperando!

Entra gratuitamente en el JOYclub