gif
©

Orgasmo mediante entrenamiento del suelo pélvico

¿Quieres disfrutar más del sexo y vivir orgasmos más intensos? ¡Funciona!
26 de abril de 2019

¿Quieres disfrutar más del sexo y vivir orgasmos más intensos? Se puede conseguir – entrenando a diario tu músculo para los orgasmos en la pelvis. Los ejercicios son sencillos y se pueden integrar muy bien en la rutina diaria. Con bolas vaginales, entrenadores del suelo pélvico y gimnasia el entrenamiento es variado y efectivo.

¿Hay un músculo del orgasmo?

El músculo PC (nombre científico musculus pubococcygeus) está entre el pubis y el coxis y rodea los órganos reproductores en la zona pélvica. Así lo encuentras:

Introduce un dedo humedecido aprox. 2 cm en la vagina e intenta rodearlo con la mayor fuerza posible usando la vagina. Lo que percibes – en función de la tonalidad muscular – es tu músculo PC. Si lo entrenas bien se puede convertir de verdad en el "músculo del orgasmo".

Alternativamente pueden intentar interrumpir el chorro de orina durante la micción. El grupo muscular que perciben cuanto tensas es el que debes entrenar. Pero ¡debes tener en cuenta que el test de la orina solo se debe usar para determinar dónde está el músculo PC , no para entrenarlo! El ejercicio Kegel, que trataremos a continuación, debe ser similar a la tensión y la relajación al orinar.

Adiós debilidad del suelo pélvico: Así te ayuda el entrenamiento muscular PC a disfrutar de mejores orgasmos

Las mujeres suelen padecer debilidad de los músculos pélvicos. El entrenamiento íntimo recurrente es no solo una prevención importante contra la incontinencia, por eso los seguros de enfermedad fomentan cursos tales como yoga o pilates. También es importante para una vida sexual plena e intensa – para ti y para tu pareja.

Si entrenas tu músculo PC de forma continua y regular en tan solo unas semanas percibirás los primeros resultados en tu bienestar y tus relaciones sexuales. Un entrenamiento directo consigue, entre otros

  • una vida sexual intensa,
  • orgasmos más fuertes y más ganas de intimidad,
  • una sensación increíblemente hermosa de estrechez para ti y para tu pareja.

4 posibles entrenamiento para el músculo pubocoxígeo

1. Bolas de placer: Pequeños equipos de entrenamiento con un gran efecto

Las bolas de placer fomentan el entrenamiento contra la debilidad de los músculos pélvicos. Las bolas están disponibles en diferentes materiales, pesos, tamaños y formas, y en formato doble o individual. Suelen estar sujetas con una cinta o una cadena con la que se pueden sacar las bolas después del entrenamiento.

Orgasmo mediante entrenamiento del suelo pélvico
©
 

☆ ¿Qué bolas de placer son aptas para el entrenamiento del músculo pubocoxígeo?

La oferta de bolas de placer es enorme. Lo importante es qué finalidad deben cumplir. Pues: No todas las bolas de placer son aptas para el entrenamiento del músculo pubocoxígeo.
Infórmate en internet o en el servicio de atención al cliente de los proveedores de las bolas de si son aptas para este entrenamiento. Muchos proveedores ofrecen en sus presencias web programas de entrenamiento gratuitos para sus bolas.

☆ Entrenamiento activo con bolas de placer: Ejercicio Kegel con las bolas

La base del entrenamiento activo con la bola vaginal es el ejercicio Kegel – un ejercicio clásico y muy efectivo para fortalecer el músculo PC, que tiene su nombre de su inventor, el Dr. Kegel. Es sencillo y fácil de ejecutar, de forma que lo puedes hacer siempre y en cualquier lugar, en la cola de supermercado, en el coche, en tu puesto de trabajo.

Así se hace el ejercicio Kegel:

Tensa con fuerza el músculo PC, mantén esa tensión unos segundos, relájalo. ¡Intenta no tensar ni las nalgas ni los abdominales! ¡Y no te olvides de respirar hondo! La respiración permite movimientos fluidos y un ritmo uniforme del ejercicio. Diez minutos de "Kegel" al día consiguen milagros. Con las bolas de placer o vaginales el entrenamiento es aún más eficaz.

☆ Entrenamiento pasivo con bolas de placer: Solo tienes que llevarlas puestas en tu rutina diaria

Las bolas de placer pueden fortalecer la musculatura tan solo usándolas. Puedes llevarlas puestas en tu rutina diaria y entrenar, de paso, el suelo pélvico. El peso de la bola hace que al cabo de cierto tiempo se baje. El músculo PC se tensa para luchar contra la gravedad y llevar la bola de nuevo al interior de la vagina. El objetivo es que la bola no se caiga.

2. Entrenador del suelo pélvico: Alternativa médica a las bolas de placer

Como alternativa a las bolas de placer hay diversos equipos para entrenar el suelo pélvico. Se pueden adquirir p. ej. en droguerías o farmacias. Tienen diferentes formas, tamaños y modos de acción.

Una variante de los dispositivos auxiliares de entrenamiento son los conos vaginales: se trata de pequeñas pesas ovaladas cuyo modo de acción es similar al de las bolas de placer: El cono se introduce en la vagina, se baja por su propio peso y tiene que ser colocado de nuevo en posición tensando los músculos.

Al contrario que la bolas de placer, que se pueden dejar varias horas dentro de la vagina con los conos vaginales es suficiente un entrenamiento de 10-15 minutos dos veces al día. Además, los conos vaginales tienen la ventaja de que muchos fabricantes ofrecen juegos con diversos pesos y un manual de instrucciones.

Así tienes una selección de pesos con los que puedes descubrir cuál es el mejor para tu entrenamiento actual. Si la musculatura está más fuerte puedes seguir entrenando con el próximo peso.

3. Gimnasia para el suelo pélvico: Fácil y realizable en todo momento

Puedes conseguir reforzar tu suelo pélvico con yoga, pilates, natación o walking ligero. El yoga tiene la ventaja de que ganas flexibilidad y aprendes determinadas técnicas de respiración y meditación para centrarte en ti misma y conocer tu cuerpo. Aquí tienes algunas propuestas:

Ejercicio 1: La mariposa

Orgasmo mediante entrenamiento del suelo pélvico
©

Siéntate en el suelo, con la espalda recta, junta las plantas de los pies, agarra los pies con ambas manos y acércalos al cuerpo, tanto como puedas pero sin hacerte daño. Ahora mueve las rodillas con suavidad hacia arriba y abajo unas veinte veces, como si una mariposa moviese las alas. El ejercicio se emplea para flexibilizar la cadera. Cuanto más flexible sea la cadera más profundamente podrá penetrarte tu pareja. Con una cadera flexible se pueden realizar muchas posturas sexuales.

Ejercicio 2: Apertura de piernas sentada

Siéntate en el suelo y abre las piernas cuanto puedas hasta que notes un ligero tirón en los muslos. Dobla el torso hacia delante, en dirección al suelo al máximo posible. Muy importante: ¡La columna vertebral queda recta! Todas la flexiones hacia delante mejoran la circulación sanguínea y estimulan los órganos internos, así que también tus órganos sexuales.

Ejercicio 3: Ejercicio abdomen-piernas-espalda

Orgasmo mediante entrenamiento del suelo pélvico
©

Este ejercicio ya no es tan fácil, pues deben activar simultáneamente varios músculos. Pero vale la pena intentarlo. Nivel 1: Túmbate de espaldas y pon las piernas en el suelo, separadas a la altura de los hombros. Levanta las nalgas cuanto puedas hasta que los muslos y el torso estén alienados. Nivel 2: Levanta los pies cuatro veces a uno centímetros del suelo alternando. Mantén la posición diez segundos, después cambia de pie. Repite este ejercicio cinco veces para cada pie.

Consejo:

Si todavía no percibes la musculatura te puede ayudar el entrenamiento con los entrenadores del suelo pélvico como las bolas de placer o los conos vaginales. Quien quiere fortalecer su suelo pélvico rápida y efectivamente escoge una combinación de gimnasia y equipos.

4. Sexo: La mejor forma de entrenar el suelo pélvico

El sexo es la mejor forma de entrenar el músculo PC. Si puedes tensar y relajar conscientemente la musculatura del suelo pélvico, entonces dale al pene de tu pareja un "excitante masaje interior". Percibe conscientemente su miembro, tensa tu músculo PC y pasa con él por el pene. ¡Después de esa experiencia seguro que se ofrece como sparring para repetir!

Entrenamiento muscular PC: ¡Preferentemente cada día!

El entrenamiento del suelo pélvico debes hacerlo cada día, para fortalecer efectivamente el músculo PC. Los primeros resultados se pueden ver tras una o dos semanas – después percibirás que puedes aguantar una bola de mayor peso. Los resultados claramente visibles aparecen tras unas seis u ocho semanas.

No importa sin entrenas con o sin aparatos: Debes entrenar como mínimo de diez a quince minutos al día, preferentemente por la mañana y por la noche. Pero, ten cuidado: No te excedas en el comienzo, sino tendrás agujetas. Los intervalos de entrenamiento y la intensidad deben aumentar paulatinamente.

¡El entrenamiento del músculo del orgasmo también es útil para el hombre!

Lo que le sienta bien a una mujer también le sienta bien a un hombre: Los hombres pueden mejorar notablemente su vida sexual con un entrenamiento disciplinado del suelo pélvico. El resultado: Mayor deseo, erección más fuerte, más aguante y autocontrol. Y con ello una pareja satisfecha, feliz.

El entrenamiento continuado puedes incluso tensar el músculo PC tras el orgasmo de forma que evites eyacular (término científico: inyaculación). El "orgasmo seco" controlado suele ser más intenso y es una experiencia única. Con esa técnica sexual el hombre puede disfrutar de orgasmos múltiples.

 




¿Ya conoces el JOYclub? ¡Ingresa en nuestras exclusiva comunidad y disfruta de tu deseo!

En el JOYclub te espera una comunidad vital, de gran tamaño y consejos fascinantes que cambiarán completamente tu vida sexual. NO importa si eres hombre, mujer, trans, soltero o una pareja - ¡vive tu fantasía con el JOYclub! ¡Te estamos esperando!

Entra gratuitamente en el JOYclub